13 marzo, 2013

Aunque tu bebé sea tan chiquitín que aún ni lo notes, seguro que ya tienes un apodo cariñoso para él. Estos son los apodos favoritos. ¿Cuál te gusta mas?

Ratoncito: El ratoncito juguetón e inteligente de muchos cuentos infantiles inspira a los papás, sobre todo cuando empieza a moverse y sientes esas cosquillas diminutas dentro de ti.
Cosa rica: ¿Qué puede haber más deseado que algo realmente delicioso y bello como tu bebé?
Aguacate: Los aguacates son resistentes por fuera y muy tiernos por dentro, con un gran corazón.
Caracol: ¿Y este caracol tan curioso que intenta conocerte con sus antenas? Es muy tranquilito, pero deja huella.
Minimí (mini me): Muchos padres sueñan con que sus hijos sean una copia en pequeño de sí mismos, como el divertido personaje de Austin Powers, pero ¿será fanático de tu equipo favorito?
Cachorro: Seguro que no te sorprende el sobrenombre de cachorro o cachorro humano. Son juguetones, inteligentes y cariñosos, un apodo clásico y muy apropiado.
Huevito: Redondito y lleno de vida, un huevito es muy parecido a tu bebé durante el primer trimestre de embarazo…
Camaroncito, gambita: Un pequeño camarón camina de puntitas sobre el fondo acuático, y explora con cuidado sus alrededores, al igual que tu bebé, que está alerta en ese gran mar que es tu vientre.
Píxel: Píxel, la unidad más pequeña del color digital, no podía faltar entre los apodos favoritos, ahora que vivimos en un mundo de alta tecnología.
Frijolito: “Mi frijolito”, uno de los apodos más comunes, inspirado en la forma redondeada de uno de los alimentos más populares de nuestros países. Los frijoles tienen esa forma ligeramente curvada que nos recuerda a un bebecito cuando aún es minúsculo.
Gusanito: ¿Y qué tal una lombricita suave y tierna, silenciosa, pero que no deja de evolucionar?
Almendra: Las almendras son redondeas y dulces, el fruto de una flor muy delicada y de perfume exquisito. Un bello apodo para tu bebé.
Pollito: Los pollitos, tan gorditos y tiernos, representan muy bien a los bebés recién nacidos, piando constantemente en busca de comida y abrigo.
Burbujita: Una burbuja es muy delicada, como el bebé que llevas dentro, y muy hermosa. De momento, tu burbujita te hace notar su presencia con timidez, ¡pero verás qué enérgica se vuelve más adelante!
Grageíta: Una pastillita, algo diminuto que no se nota, pero contiene una poderosa fórmula de crecimiento.

Si tenés algún otro apodo, no dudes en compartirlo.

Gustavo Simone
Sobre el Autor de este post:
Diseñador de sitios web y proyectos online desde hace ya 15 años, padre, fanático de star trek y aquellas películas o series de televisión que marcaron los 80/90... Actualmente iniciandome en este grandioso mundo del blogging.